Feliz 2012

9 Comentarios Añadir comentario

Como en cualquier otro blog, me gustaría que éste también tuviera un mensaje navi-año nuevo, pero mira tú, a pesar de tener diecisiete días de vacaciones, como que no encuentro el tiempo necesario para escribir cuatro letras.
La marabunta de la navidad me envuelve y me arrastra y no hay más remedio que dejarme llevar, más que nada porque tampoco se me ocurre otra cosa mejor que hacer. Bueno, si se me ocurren muchas cosas, pero como dice mi compañero Luis, saludos Luis si lees esto, si eres muy distinto a los demás entonces no eres parte del grupo y eres un bicho, así es que he pensado que es mejor no ser un bicho y conformarme con ser un poco rarito y ya está, y ya me preparo para un montón de comentarios al respecto. Y digo yo, por qué, ¿por protestar? ¿Por decir lo que me parece que está mal? ¿Por pensar que las cosas podrían estar mejor? ¿Por desear un mundo en el que todos estemos y seamos felices y pasemos de tanto rollo comercial? El secreto de los sistemas de calidad está en buscar el punto crítico, esos sistemas que las grandes compañías usan para hacernos comprar sus productos, si no ponemos un punto crítico no hay forma de mejorar.

No sé lo que saldrá de aquí, me he propuesto escribir esto sin revisar, solo un poquito, y así tardar menos, los que tengáis valor, llegad hasta el final y el resto también, seguro que algo os gusta.

Mi idea era hablar de eso que puse al principio, de que es una pena que nos dejemos llevar tanto por ese tema comercial de la Navidad (ahora me viene a la mente África, pero sólo como ejemplo, la inmensa mayoría del mundo es similar y de ahí no nos salvamos los europeos ni otros similares, ¿Qué ocurre con ellos?, ¿Qué pasa con su Navidad?, sí muchos de ellos son musulmanes, pero también tienen derecho a disfrutar) Pues eso, iba a escribir del tema, pero iba a ser un poco más de lo mismo, otro que le sale la vena ONG para matar a sus propios diablos y ya está, pero no, hoy le voy a dar un punto positivo, porque también tiene su parte buena. Porque además de gastarnos una fortuna en compras, lotería (que por cierto no me ha tocado, otra vez), cenas a precio de caviar, regalos, etc., etc. también es cierto que gastamos mucha parte de ese tiempo en reunirnos con los amigos y con la familia (si Luis también los cuñaos), enviamos las únicas cartas que escribimos en todo el año, en fin, nos acordamos de los que son cercanos. No está mal hacerlo por lo menos una vez al año, quien sabe, quizá nos sirva para recobrar una amistad perdida o para reforzar una relación familiar que estaba un poco floja, ya se sabe, el contacto hace el cariño.

Y siguiendo con la parte positiva, mi deseo para este año es que aprendamos a desaprender. El otro día leí un artículo de Punset (1), sí he de reconocer que el señor me gusta, aunque sea un poco peculiar, quizá por eso mismo, por ser un poco rarito como yo. Pues eso, que leí un artículo de ese señor que hablaba sobre un tema nada agradable, pero como consejo para solventarlo hablaba del desaprender, de olvidar lo aprendido (2). Permitidme que yo desee lo mismo para este año, que desaprendamos, que desaprendamos a ser rencorosos, que desaprendamos a ser egoístas, que desaprendamos a no mirar cuando vemos sufrimiento, que incluso desaprendamos a querer a aquellos que nos hacen sufrir, que desaprendamos……………….. Hay tantas cosas que deberíamos desaprender.
Como dice el señor Punset, esta sociedad nos enseña a aprender, es una buena forma de ir mejorando e ir creciendo como sociedad y como personas, pero a un montañero, cuando se equivoca en la ruta, le enseñan que debe ir para atrás y coger la ruta correcta y eso no se enseña en esta sociedad. ¿Quién nos enseña a olvidarnos de algo que hemos aprendido y que no está bien?, ahí lo dejo para haceros pensar un poco.

Feliz Navidad y feliz año, que el año que viene desaprendáis todo aquello que sobra y que no os aporta nada bueno




(1) Eduardo Punset: Presentador del programa REDES de “La 2” de TVE y otras muchas cosas
(2) Desaprender: ¿Cómo desaprender? Básicamente deja de hacer lo que aprendiste a hacer, con el tiempo se te olvidará o se paliará su efecto. Si aprendiste que gritando te haces oír más, deja de gritar. Si aprendiste que pegando vas a ser más respetado, deja de pegar. Si aprendiste que mirando hacia otro lado delante de un mendigo no lo vas a ver, vuelve la mirada y mírale, porque aunque tus ojos no lo vean tu mente lo está viendo, quizás aprendas a no dar la espalda y ayudar, quizás otros lo aprendan y un día te ayuden a ti.



^^Arriba^^

En línea desde Oct-2011 (V. 2.0) Desarrollado por Albae Última actualización: 2015-01-23

Visitas:

tumblr statistics